VIAJES DE INCENTIVOS: ¿Por qué realizarlos y cuáles son sus ventajas?

Viajes Mandrágora - Viajes de Incentivos Consejos

VIAJES DE INCENTIVOS: ¿Por qué realizarlos y cuáles son…

Hoy hablaremos sobre los viajes de incentivos. Debido al auge exponencial que ha experimentado estos últimos años, muchas entidades han decidido añadirlo a su plan de actividades para crear y estimular relaciones interpersonales o laborales. Estos viajes son determinados como desplazamientos en los que se pretende conseguir dos cosas:

  1. Rendimiento de los empleados, ofreciéndoles viajes en grupo o individuales. Los viajes en grupo sirven para descongestionar las altas cargas de trabajo y poder disfrutar unos días de descanso en comunidad con sus compañeros, eliminando el estrés diario que se adquiere tras la presión laboral. Los viajes individuales se ocupan de recompensar a un trabajador tras conseguir ciertos logros, destacando sobre los demás.
  1. Fidelización de clientes, ante la invitación de viajes de incentivos para crear mejores relaciones entre ellos y los organizadores/directivos de una empresa.

Antiguamente, estos viajes han destacado por ser una buena manera de estimular a los trabajadores de una compañía, premiándoles por llevar a cabo su trabajo con pericia. Se intentaba demostrar día tras día todo el esfuerzo llevado a cabo en los puestos, obteniendo eficiencia y eficacia comparables con la profesionalidad que se esperaba de ellos. También se valoraba poder cumplir con los objetivos y metas que se proponían desde la dirección de las grandes empresas que fomentaban estas compañías.

Se ha observado que, en los últimos años, el crecimiento experimentado por este tipo de negocio ha sido potenciado por el nivel tan ambicioso al que han llegado ciertos proyectos de empresas.

Actualmente, con estos viajes se intenta buscar creatividad y exclusividad, desde actividades al aire libre, deporte, competiciones, temas culturales o viajes de lujo. Una de las últimas tendencias que se han desarrollado ha sido la cooperación y la responsabilidad social.

Además de incentivar a los empleados, estos viajes también se encargan de motivar a los proveedores, socios, o conseguir más clientes para a fidelizarlos, hasta incluso mejorar la imagen de la empresa ante toda la sociedad.

Las principales ventajas que las empresas esperan conseguir con estos viajes son:

Incrementar la actividad de los trabajadores. Ayudan a que el ánimo de los empleados se mantenga alto y que sostengan una mayor relación. En ocasiones, las empresas aprovechan estos incentivos no económicos para aumentar el compañerismo, la productividad, el trabajo en equipo y las relaciones. También apoya al refuerzo de la confianza en la empresa.

Reforzar la pertenencia de grupo. Similar al punto anterior, una vez se ejecuten todas las actividades mencionadas, aumenta la sensación de pertenencia a un grupo por parte de los propios empleados, mejorando el ambiente de trabajo.

Igualdad de oportunidades. Las recompensas no económicas de este tipo que se ofrece a los trabajadores tras el buen desempeño de sus funciones, hace que exista una mayor igualdad de oportunidades dentro de la empresa.

Impulsar la productividad empresarial. Aparte de fomentar la actividad del trabajador, estos viajes se ofrecen a los clientes a modo de obsequio, creciendo así la notoriedad de marca.

Promoción y publicidad para la empresa. Un viaje óptimamente organizado y, sobre todo, bien comunicado, publicitado a nivel interno y externo puede servir para mejorar la imagen de empresa, a tres niveles: propios empleados, clientes y proveedores y la sociedad en general, siempre que se apliquen medidas de responsabilidad como el ahorro energético.

La tendencia actual es alinear los objetivos de los viajes de incentivos con la imposición de una estrategia integral de comunicación que pueda implicar a los distintos departamentos de la empresa (finanzas, marketing, gestión, RR.HH…)

Todos los objetivos se pueden concentrar en uno solo: convertir el viaje de incentivo en una potente herramienta de marketing, tanto interno como externo, que sirva para motivar a toda la cadena de valor de la empresa (empleados, proveedores, socios, clientes) y proyectar una excelente imagen corporativa.

Si estás pensando en realizar un viaje de incentivos para tus trabajadores, Viajes Mandrágora es tu agencia de viajes perfecta.

Viajes Mandrágora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.